DESPIDIENDO Y RECIBIENDO CON AMOR

 

Ronda de luz. Foto: Mary Carmen García Fermín

Ronda de luz. Foto: Mary Carmen García Fermín

Es medianoche, luego de un breve descanso para reagrupar energías y prepararme para la tarea de mañana abro el mail y leo un hermoso mensaje de Yecenia que me impulsa a dejar de lado lo que tengo que hacer para escribirle agradecido a  ella y a cada uno de los participantes de este grupo de futuros facilitadores que hoy siento, me marcó para toda la vida.

“Agradezco a cada uno su paciencia y su lealtad, su amor infinito y su comprensión, su entrega y sus límites.

Con ustedes comprendí lo que es cuidar y ser cuidado, a dar y recibir sin límites, a ser tratado con amor y a veces a sufrir el rechazo. 

Aprendí a reconocer mis errores y aceptar mis aciertos estimulado por sus abrazos y miradas. A trabajar con determinación y humildad, a luchar para que mis energías no flaquearan en los momentos difíciles, a ser generoso y a veces duro, a escucharles,  mis pares en este proceso de formación y crecimiento mutuo.

Aprendí, luego de mi viaje, que no soy imprescindible.

Aprendí en este tiempo junto a ustedes, que muchos de los que se formaron conmigo me superan con creces y eso me hace sentir pleno de felicidad.  

Aprendí que mis heridas no cierran nunca pero puedo vivir con ellas. Que puedo ayudar, enseñar el camino o sanar, aún herido.

Aprendí que las vivencias al lado de un grupo como este nutren mi espíritu y me animan a seguir vivo, despierto y determinado en el camino de la Biodanza.”

Les confieso, que esa bella sorpresa de aparecer llenos de luz, con aquélla ceremonia afectiva, me conmovió inesperadamente. Por eso me levanté noctámbulo a escribirles esto.

Fue un acto poético y simbólico: Dar la luz a los que ahora comienzan.

Era mucha la emoción que me embargaba y dejé que algunas lágrimas rodaran por mis mejillas frente a la realidad de la despedida de mis amigos,  grupo querido, que dentro de poco serán compañeros de profesión y pares en el afán de ver crecer la Biodanza en Venezuela.

Agradecido elevo en este instante una oración por cada uno de ustedes, amorosos compañeros de camino, invocando a sus ángeles custodios para que les den paz y serenidad, dulzura y armonía en su andar. Sabiduría, entereza y lucidez para enfrentar los obstáculos.

Con profundo amor y reconocimiento los abrazo y extiendo también mi recibimiento amoroso a los nuevos integrantes del 6to, grupo de formación con los que haremos este camino existencial por los próximos tres años y al que se pueden sumar los que decidan acompañarnos a  danzar la vida.

Gracias por este regalo a Yecenia, Aleya, Iris, Marisabel, Sonia, Rosalba , Gloria, Cristina, Ylse, Rosi, Arturo, Carlos, Ruben, Florisava, Sylvia, Irina, Charly, Oscar.

Con todo afecto,

Nelson Galante

Biodancista. Precursor de este movimiento en Venezuela y Director de la Escuela Venezolana de Biodanza desde 1991.

nelsgala@yahoo.com Twitter @nelsongalante Facebook : Nelson Galante

Te invito a suscríbirte y comparte tus comentarios conmigo por aquí

Enlaces relacionados:

Dar la Luz por el grupo saliente:

https://www.facebook.com/#!/photo.php?fbid=444098785664805&set=a.444098582331492.1073741826.396816547059696&type=1&theater

Video de testimonuos;

https://www.facebook.com/#!/photo.php?v=435983359809681&set=vb.396816547059696&type=2&theater

Anuncios

Diciembre me regaló vivenciar HUMANdala 2012

Diciembre del 2011,  me dio el regalo de participar en el HUMANdala 2012, una experiencia creativa que comenzó a gestarse en abril del año pasado por invitación de Aleya Thula, promotora ejecutiva del artista  Ricardo Benaím: creador e impulsor incansable de la idea  y   Zoraya Volcán.

La idea consistía en crear un Mandala Humando. Y así celebrar el nacimiento de una nueva era con un mensaje de paz y  esperanza que de Venezuela para el mundo.

Este proyecto sería voluntario y sin fines de lucro. Y nuestra comunidad  de Biodanza   y otros muchos colaboradores,  permitieron  la interpretación magestuosa y simbólica  de un Mandala humano, fluído, vibrante, que en el proyecto audiovisual del maestro Benaín,  plasmaba esa trascendencia  a otros niveles de consciencia, desde el movimiento y la energía.

Entusiasmado con la propuesta,  propuse invocar El Misterio como una forma de conexión colectiva, de creación trascendente, de polarización y concentración de energías. Escuchaba los mensajes de Zoraya con profunda atención, ella afirmaba que el 12/12/12 era una coincidencia numérica que no se repetiría en esta Era.

Ricardo,mientras tanto, dentro de su agitada creatividad rescataba colores, formas, texturas, espacios y los ponía a nuestra disposición para desde allí crear el HUMANdala.

Recurrí  al aspecto mítico del  Mandala  y buscando la conexión con lo trascendente, con El Misterio, componente permanente de la existencia para hacer que cada persona rescatara la grandeza interior y redescubriera  sus potencialidades para  así “acceder al estado de gracia.

HUMANdala, mostraría   “nuevos caminos para ejercer el amor y despertar la consciencia iluminada” como poéticamente  lo expresa Rolando Toro, uniendo  el arte de Ricardo y Zoraya, para  danzar la vida.

Grabamos el HUMANdala 2012  el  21 de Junio, en vivo y en directo. Era aventurado y exigía preparación y por eso hicimos dos ensayos con el entusiasta grupo  de 50 participantes, cámaras de video y fotógrafos que prestos nos acompañaban. Los espacios  de La Montaña Creativa fueron el punto de encuentro, allí rodeados de naturaleza y del imponente Ávila, dimos  inició  a nuestra aventura.

Finalmente el 21 de junio por la mañana, comenzamos la grabación que resultó un éxito e hizo que se repitiera la experiencia en el Parque del Este el día 5 de Julio, fecha de la Independencia de Venezuela. El ciclo de vivencias, se cerró   con otro HUMANdala el 21 de diciembre magistralmente dirigido por Charly Arévalo,  nuestro facilitador en formación   de la Escuela Venezolana de Biodanza,  que tengo el honor de dirigir, junto a María Julia Sánchez.

Venezuela es un país pródigo y dispuesto a la creación.

Es nuestro compromiso continuar sorprendiéndonos con el genio creativo que hay en cada uno, pues crear este proyecto fue un Mandala en sí mismo. Y agradezco a todos los profesionales que pusieron su sello y los biodancistas que le dieron moviemiento al arte de Ricardo Benaín.

Disfruten de la obra visual  y experiencia del 21 de diciembre.

Así, con esta bella energía queremos desearles celebren la vida, cada día,  de este nuevo  año 2013.

Con afectividad y conexión,

Nelson Galante.

Biodancista. Precursor de este  movimiento en Venezuela y Director  Fundador de la Escuela Venezolana de Biodanza desde 1991.

Móvil: 0414.326.68.45   email: nelsgala@gmail.com   Twitter  @nelsongalante

Te invito a suscribirte y a  compartir tus comentarios aquí.